Sábado 14 de Mayo de  2022
VIGENTE DESDE EL 2016 

Incumple Fiscalía de Querétaro aplicación del “Protocolo Alba” para búsqueda de desaparecidas

Familia de Salma Arely, quien fue encontrada sin vida este viernes, acusó omisiones de la Fiscalía

Créditos: Nadia Bernal
Escrito en QUERÉTARO el

Salma Arely Rodríguez Álvarez, de 20 años, quien desapareció el 11 de mayo en la capital de Querétaro, fue encontrada sin vida este viernes 13 de mayo en el Parque Querétaro 2000. Sus familiares denunciaron omisiones de la Fiscalía General del Estado (FGE) al emitir la cédula de identidad del Protocolo Alba, una herramienta de difusión para la pronta localización.

Desde el 2016 se implementó el mencionado protocolo en la entidad para atender la desaparición de mujeres y niñas; no obstante, en la totalidad de los casos no se siguió el mencionado proceso como lo marca la normativa, refirió la vocera de T´ek´ei Grupo Interdisciplinario por la Equidad, Aleida Quintana. 

“En todos los casos que hemos acompañado, el Protocolo Alba no se llevó a cabo, en todos hubo alguna omisión, algún error o alguna revictimización de los funcionarios públicos. Me parece que el principal error es a la hora de localizar a las niñas y mujeres”, detalló en entrevista con Vía·Tres

Precisó que, aun cuando el mecanismo se activa, no garantiza que se expida la cédula de búsqueda. De más de 100 casos de desaparición que han acompañado en T´ek´ei, desde el 2016, sólo en dos han activado la cédula de identidad del Protocolo Alba. 

“Se activa el Protocolo, pero todavía encontramos muchas acciones omisas por parte de la Fiscalía, incluso con el Protocolo activado, siguen una aparente investigación con perspectiva de género muy superficial. A la hora de la práctica y de estar con la familia, comienzan a darles una serie de frases estigmatizantes, no sólo hacia las víctimas, sino a las madres y padres”, aseveró. 

De acuerdo con la FGE, el Protocolo Alba es un documento normativo cuyo objetivo es emplear toda clase de estrategias y acciones para “la búsqueda inmediata, continua y exhaustiva de niñas, adolescentes y mujeres adultas” con enfoque de género; además de la coordinación de las autoridades estatales y municipales y, en su caso, federales e instituciones privadas. 

Éste se debe activar en el momento en que la Fiscalía recibe el reporte de no localización; se establece la obligatoriedad de seguir todos los procedimientos que señala, sin dilación alguna. 

También establece como herramienta de difusión la Cédula de Identidad, un documento oficial expedido por la FGE, que contiene la fotografía y datos de identificación de la persona no localizada y que será difundido por los medios de comunicación e instancias públicas y privadas.  

La última Cédula de Identificación del Protocolo Alba que emitió la FGE fue el 7 de febrero de 2022, por la desaparición de una mujer de 44 años en San Juan del Río. La única que se ha emitido en lo que va del año, pese a que en el mismo periodo se reportaron ante la Fiscalía 27 desapariciones de mujeres mayores de edad, de las cuales cinco siguen sin ser localizadas y el resto no se especifica si fueron localizadas con vida. 

 

Salma Arely Rodríguez 

Salma Arely Rodríguez Álvarez era estudiante y trabajadora. Vivía al norte de la ciudad, en la colonia Ricardo Flores Magón. El miércoles 11 de mayo salió de su domicilio, rumbo a su empleo, lugar al que no llegó. 

La mañana del 13 de mayo (antes de que la FGE confirmara la muerte de la joven) sus vecinos y familiares se manifestaron en la avenida Pie de la Cuesta; señalaron que lo último que supo la familia es que Salma tomó la ruta 88 del transporte público. 

“Tampoco le consta a la mamá que esto fue así, porque sólo le informaron, que de acuerdo con las cámaras, subió a la ruta 88, ella no ha visto si su hija sí subió al autobús”, manifestó la activista Frida González Loyola, quien creció junto con Salma y ha acompañado a los padres de la joven, Rafael Rodríguez y Joanna Álvarez.

 

Refirió que, aunque Salma Arely contaba con las características para que su Cédula de Identificación del Protocolo Alba fuera activada, esto no ocurrió, pese al antecedente de violencia que sufría la joven por parte de su expareja. 

“Había una sospecha de la mamá, porque la chica tiene una expareja que era agresor, por eso para nosotros es fundamental que la Fiscalía lleve una búsqueda inmediata para resguardar su vida. La Alerta Alba, que es para las mujeres desaparecidas mayores de edad, todavía no la hemos visto circulando en ninguna red social de la Fiscalía ni en medios de comunicación y es porque todavía no está autorizada”, dijo mientras se manifestaba. 

Frida González mencionó que otra omisión consistió en que la Fiscalía inició la carpeta de investigación seis horas después de que la madre de Salma acudió a levantar el reporte correspondiente, aunque en un principio la institución le pidió a la familia esperar 24 horas. 

“(Los familiares) se presentaron en la Fiscalía a interponer la denuncia por su desaparición, pero sólo le levantaron un acta de que no se encuentra presente, no la denuncia; aunque la ley dice que la denuncia (se levanta) en cuanto se sabe que la persona está desaparecida. Hasta que nosotros publicamos el cartel de su desaparición, se pudo acceder a levantar la denuncia”, explicó.

Fue hasta el jueves a las 19:03 horas, que la Comisión Local de Búsqueda de Personas del estado de Querétaro difundió en redes sociales el boletín de búsqueda con datos de la joven, un día después de su desaparición. 

Este viernes 13, a las 08:29 de la mañana, la FGE informó en un comunicado la localización de un cuerpo suspendido, cuya causa de muerte fue asfixia mecánica en su modalidad de ahorcamiento.

No obstante, hasta las 11:30 horas, la Fiscalía confirmó a Vía·Tres que se trataba de Salma, antes de que los mismos padres pudieran identificar el cuerpo, según la activista Aleida Quintana, quien tuvo contacto con los padres de la joven. 

La integrante de Grupo T´ek´ei destacó que este acto es revictimizante y cuestionó que la FGE emita un comunicado de prensa, previo a dar información a los familiares; por ello, agregó que la Fiscalía debe hacerse cargo de los estragos psicoemocionales de las familias. 

"Lo más grave de comunicación social de Fiscalía es que emitan un comunicado cuando Salma no puede defenderse y cuando la familia está en un estado de indefensión muy grave y de mucha vulnerabilidad. No es posible que muchas de las familias se enteren del hallazgo de sus hijas, con vida o sin vida, a través de los medios de comunicación, las familias son las últimas en enterarse y (es) una falta de atención integral a las víctimas", aseveró Quintana. 

En relación con la causa de la muerte que informó la Fiscalía, los familiares y vecinos de Salma rechazaron que se tratara de un suicidio y exigieron investigar a la expareja de la joven.

"Desde ayer había rumores de que la chica había dejado una carta de despedida para sus papás, porque se había ido por su voluntad, pero la mamá negó esto desde ayer, su hija no dejó ninguna carta, no hace falta ropa en su casa y vamos a desconocer esta falsa noticia de la Fiscalía y pedimos que se esclarezca con seriedad lo que le ha pasado a nuestra compañera, exigimos justicia y que se investigue como feminicidio", concluyó Frida González Loyola.