Viernes 5 de Agosto de  2022
ANTE IMPACTO INFLACIONARIO

Comercio queretano baja su proyección de crecimiento a 1.8% para 2022: Cancope

El precio de la canasta básica ha aumentado alrededor del 25% en los últimos meses, lo que ha mermado el consumo, indicó el presidente de la Cámara en Querétaro

Créditos: Nayeli Hernández
Escrito en QUERÉTARO el

Ante el alza en precios de los insumos básicos, la proyección de crecimiento para el sector comercio en pequeño se ha reducido de 2.2% a 1.8% para este 2022, cifra que podría continuar a la baja considerando los factores que afectan a la economía, declaró el presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) en Querétaro, Sergio Martínez de León.

Agregó que la mayoría de los comerciantes están destinando 50% de sus utilidades al pago de compromisos crediticios contraídos durante la pandemia, lo que impacta en el desempeño del sector.

“En vez del crecimiento que nosotros veíamos de 2.2%, ya estamos bajando a 1.8% y si esto sigue así, con esta alta inflación, ya no vamos a crecer 2% o 2.2% sino el 1.8% y esperamos que no suba la inflación, aunque hay algunos pronósticos de que vamos a tener de 8.2% a 8.5% de inflación, lo que sería una locura”, dijo.

El dirigente mostró su preocupación ante el escenario, pues no se muestran índices de estabilización, por el contrario, se prevé que la inflación continúe al alza y alcance 8.5% en los próximos meses; hoy los comerciantes están absorbiendo los incrementos, sacrificando utilidades, “pero esto ya no va a ser posible”.

“Con la inflación rozando 8%, es la más alta desde 2001, es la más alta en los últimos 21 años y nos preocupa porque no solamente el comerciante está sintiendo los efectos de la inflación, porque todo está más caro, sino que a las familias más vulnerables les pega más la inflación. Hay muchas personas que no pueden acceder a los productos de la canasta básica”, comentó.

Calificó la situación como “preocupante” y confió en que en próximas fechas sea anunciado algún paquete económico en lo federal que ayude a amortiguar la inflación, cada vez se vuelve menos manejable; pues recordó que desde enero de este año ha estado por arriba de 7% y “va a llegar algún aumento que no vamos a poder manejar, porque no se pueden sacrificar tantas utilidades”.

Esto, al recordar que, durante la pandemia, la mayoría de los comercios accedieron a créditos para poder mantenerse a flote, los cuales representan un compromiso de tres a cinco años y para el que destinan actualmente 50% de las ganancias, cifra que ha disminuido desde el 60 a 80% que se destinaba en 2021 y que para 2023 podría representar entre 25 y 40% de las utilidades.

“De la meseta en que estamos, porque no tenemos crecimiento ahora, en algún momento las personas obviamente van a tener que seleccionar y ya están teniendo prioridades en su consumo, eso le pega en la reactivación económica”, comentó.

La inflación está pegando no sólo a los productos, sino que ya también alcanzó los servicios, donde Martínez de León indicó que se tenía un aumento de 4.5% y hoy ya está en 7%, impactado principalmente por el tema energético que está aumentando los precios.

Síguenos en FacebookTwitter e Instagram